23.11.17

El camino sorprende al viajero con tesoros que no había imaginado

EL VIAJE DEL HÉROE Y LOS ARQUETIPOS DE LA MIGRACIÓN


El creador de la psicología analítica, el psiquiatra suizo Carl Jung propuso que las narraciones míticas de viajes iniciáticos, como los de Marco Polo, Ulises o Hércules, pueden ser entendidas como expresiones simbólicas de un proceso de transformación psíquica que todas las personas se ven abocadas a desplegar a lo largo de la vida. Jung denominó este proceso como viaje del héroe o proceso de individuación.

El viaje del héroe o heroína suele empezar como una llamada o una necesidad de abandonar el mundo ordinario y conocido, como una demanda a desplegar aspectos y potenciales no vividos.

En los mitos, los héroes suelen surgir en periodos de precariedad, de colapso de formas sociales, de crisis religiosas o políticas. Así, en nuestra vida personal nos podemos ver abocados a realizar un viaje de transformación cuando se presentan circunstancias que nos resultan asfixiantes o también cuando nos sentimos estancados y con ansia de algo más.

El viaje del héroe hace referencia a un viaje simbólico, por lo que es posible (no necesario) realizarlo sin desplazarnos físicamente. Así, de la llamada del héroe puede emerger una oferta de trabajo, una beca de estudios o en general como la oportunidad de mejorar aspectos económicos, educativos o sociales en el extranjero.

22.11.17

Son como puertas que se abren a otras dimensiones del pensamiento.

FASCINANTES MICRORRELATOS PARA IMAGINAR Y SOÑAR


Existen muchos microrrelatos para imaginar y soñar. Lo más fascinante es que una buena parte de ellos son cuentos en el sentido estricto de la palabra. Tienen introducción, nudo y desenlace. Personajes, espacio y tiempo. Todo condensado en unas pocas frases.

Son muchos los grandes escritores que han hecho microrrelatos para imaginar y soñar. En un abrir y cerrar de ojos nos transportan a un mundo de ficción para dejarnos asombrados con finales ingeniosos y desconcertantes. Son unos verdaderos magos de la palabra.

Los microrrelatos para imaginar y soñar son un bálsamo para la mente y para el corazón. Nos invitan a mirar desde otro punto de vista. Cumplen con esa función que tiene el arte de dar una óptica nueva a situaciones conocidas. Te presentamos una breve colección de esas pequeñas joyas de la literatura.
Dios todavía no ha creado el mundo; sólo está imaginándolo, como entre sueños. Por eso el mundo es perfecto, pero confuso”.
-Juan José Arreola-

1. ¿Quién sueña a quién?

21.11.17

Que un todo único somos y caminamos de la mano.


TODOS SOMOS MAESTROS


En esta vida todos somos maestros y todos somos aprendices
A pesar de que parezca extraño, aprendemos lo que enseñamos.

Todos somos maestros.
Todos somos aprendices.
Enseñamos y aprendemos
lo que el corazón nos dicte.

Que enseñar es aprender,
cada acto es experiencia
que nos acercará a ser
lo que ha de ser consciencia.

20.11.17

Un proceso donde solo hay alguien a quien complacer y atender: Nosotros.

CAMBIAR TU VIDA: 5 PASOS PARA REINICIARTE Y AVANZAR


Optar por el cambio no es una elección casual o un capricho. La mayoría de las veces, cuando hablamos de cambios importantes, hablamos de un acto de necesidad, de firme convicción y ante todo, de valentía. Porque en ocasiones no hay más opción que hacerlo, mudar la piel, arrancar raíces y buscar otros mapas para poder “ser”, para poder reiniciarnos y hallar ese equilibro entre necesidades y logros, entre deseos y conductas… Como veremos a continuación, todo ello es importante cuando tomas la valiente decisión de cambiar tu vida.

Decía Winston Churchill, con gran acierto, que mejorar es cambiar y que ser “perfecto” es tener la valentía de cambiar a menudo. Sin embargo, a esta afirmación deberíamos añadirle otra igual de importante: los cambios son positivos siempre que no perdamos la esencia, los propios valores. Por tanto, cualquier variación que hagamos a lo largo de nuestro ciclo vital debe tener como objetivo acercarnos un poco más a aquello que de verdad deseamos ser.

No hay nada como volver a un lugar que permanece sin cambios
para descubrir cómo has cambiado tú”

Ahora bien, conseguirlo no suele ser fácil ni rápido, ni mucho menos agradable, al menos al principio. Así, algo curioso que suele suceder es que la mayoría asumimos que debemos hacer un cambio cuando acontece algo relevante en nuestra vida. Perder el trabajo, dejar una relación afectiva, sufrir una decepción o un fracaso es casi como una invitación directa a llevar a cabo eso que a menudo resumimos en una frase popular: “renovarse o morir”.

17.11.17

Busquemos un lugar donde no asuste lo nuevo, lo raro y lo que no encaja

ROMPAMOS EL MOLDE
Sólo es ahora y nada más. Lo demás no está, no existe. Dejó de tener sentido o todavía no lo tiene. No podemos controlarlo, no controlamos nada… Sólo podemos sentirnos bien, a pesar de los alambres de espino que hemos dibujado en nuestros tobillos y los muros que hemos construido mientras intentábamos encajar en una sociedad hambrienta de verdades a medias que la ayuden a seguir jugando sin romper la baraja…

Sólo tenemos este momento. El anterior es historia y el siguiente es puro misterio. Podría no ser, no dibujarse, no empezar. Hacerse líquido y derramarse, ser arena y escurrirse entre nuestras manos… O ser tan sólido y duro que nos golpeemos contra él buscando un porqué que sólo se descubre cuando te separas de todo y miras dentro de ti.

Sólo nos queda hoy y nos lo perdemos buscando el vestido perfecto y la coartada perfecta para cuando nos miren otros ojos y no nos vean perfectos… Hurgando en nuestro armario repleto de máscaras grises para que las miradas grises no descubran que en realidad somos de colores… Poniéndonos el traje triste para que nuestra felicidad incipiente no ofenda a los que regalaron su voluntad a cambio de una seguridad ficticia… Para que los que han decidido permanecer dormidos no sepan que estamos despiertos y planeamos escaparnos a una realidad paralela que estamos construyendo desde la nada…

Nos queda un suspiro y no queremos gastarlo con aire viciado,  pero nos vemos tan obligados a disimular que llevamos puesta debajo la ropa de personas libres que los ojos nos brillan y cuando hablamos nos salen por la boca palabras preciosas e imposibles de ocultar…

16.11.17

Donde acaban los lamentos, donde no existe razón.


LA VOZ DEL SILENCIO


Esa voz que por fin oyes cuando todo, todo en tu interior está en calma....

Cierra los ojos y escucha,
detrás del canto y la hoguera,
detrás del ruido que encierra
la vacuidad de la lucha.

Cierra los labios y siente
como todo se adormece
y verás que entonces crece,
de la creación, naciente....

15.11.17

Hay un intercambio con el que se construye la esperanza y el sentido de la vida

LA ECONOMÍA DE CARICIAS


William Faulkner en su novela “Las Palmeras Salvajes” hizo decir a uno de sus personajes: “Si tuviera que elegir entre el dolor y la nada, elegiría el dolor”. Quizás la sensación de no saberse amado, de no tener nada, de vivir en un vacío emocional, intelectual y sensorial es mucho peor que el dolor que, de alguna manera, nos significa que estamos vivos.

Pocas veces nos paramos a pensar que la vida es un intercambio que se produce a muchísimos niveles, no sólo en lo económico o a través de los procesos de comunicación, sino también mediante los estímulos, los signos de reconocimiento positivos o negativos que recibimos de los demás sea en forma de caricias, miradas, gestos, broncas, gritos o silencios. Todos ellos moldean nuestro paisaje interior y consecuentemente nuestra manera de entendernos, de construir una imagen del mundo y de dar un sentido a la vida.

Hace ya más de veinte años, Claude Steiner, a partir de sus amplias observaciones clínicas en el ejercicio de la psicoterapia junto con el legado que le dejó su maestro Eric Berne, construyó una interesante teoría a la que denominó “la economía de caricias”. Bajo este sugerente concepto, Steiner y muchos otros han investigado los efectos que ejerce sobre el ser humano crecer y vivir en una abundancia o escasez de signos de reconocimiento que, para resumir, llamaremos caricias.

14.11.17

No importa lo que hayas logrado sino la persona en la que te has convertido

UN MOMENTO PARA PERSEVERAR Y OTRO PARA RENDIRSE


Un día, un comerciante decidió que ya no esperaría más. Le había enviado varios mensajes a un deudor y este continuaba aplazando el pago. Enfadado por la dilación, pensando que no le respetaba, se puso en camino para cobrar los 10 florines que le debían.

Para llegar al pueblo donde vivía su deudor, necesitaba atravesar un ancho río, así que tuvo que recurrir a los servicios de un barquero, que le cobró 5 florines. 

Por suerte, el comerciante pudo encontrar a su deudor y este le pagó lo que le debía sin chistar. Feliz de regreso a casa, tuvo que volver a atravesar el río, y pagarle al barquero.

Por la noche noche, al poner la cabeza en la almohada, se dio cuenta de que había invertido varias horas de su vida para reclamar una deuda y al final, había terminado con las manos tan vacías como por la mañana”.

Esta parábola nos remite a las personas que persiguen obsesivamente una meta, sin darse cuenta de que terminan descuidando asuntos mucho más importantes y, lo que es aún peor, su empecinamiento puede causar daño a ellos mismos o a los demás.

13.11.17

Cuando te abraza el amor consecuente se difuminan los ecos del miedo

NO HAY VÍCTIMAS


En cada confrontación, en cada conflicto,
en aquello que juzgas como no deseado
surge siempre la sombra del victimismo,
no eres víctima del mundo que tu mismo has creado.

En cada situación que imaginas
se desplaza, dentro y fuera, así, la culpa
y permanece oculto en alguna esquina
el que mueve los hilos de la locura.