26.5.17

El mundo es un reflejo nuestro… No es lo que te pasa, es lo que eres

VIVES DE ALQUILER EN TI MISMO


Somos víctimas de nosotros mismos. De nadie más… De nada más.
No somos lo que nos pasa, somos la forma en que decidimos afrontarlo y la enseñanza que sacamos de ello. Las palabras que usamos para contarlo, la música de fondo que le ponemos mientras imaginamos las soluciones y las personas en quiénes nos convertimos al vivirlo.

Somos víctimas de nuestra arrogancia, de nuestra necesidad de demostrar, de ser aceptados y valorados desde fuera… Somos el resultado de nuestra ignorancia sobre los millones de posibilidades de ver el mundo con otros ojos que no sean los nuestros o que sean los nuestros sin estar asustados… Somos la presa de nuestro temor a no ser amados y estar solos.

Somos capaces de rebajarnos hasta convertirnos en una reducida versión de nosotros mismos que sea aceptable para los demás y nos traiga un sucedáneo de amor que mostrar al mundo… Fingimos ser para poder fingir ser amados, para vivir en una ilusión de vida que no existe.

Como si fuéramos esclavos de nuestra propia mirada, de nuestra incapacidad por plantearnos alternativas a la realidad que creemos conocer De nuestra negativa constante a no querer cuestionarnos los cimientos sobre los que hemos construido nuestros sueños y nuestra personalidad… Para no tener que descubrir que vivimos en un engaño y hemos estado intentando cambiar algo que no nos correspondía.

25.5.17

Da importancia a tus sueños, porque son los que pueden dar sentido a tu vida

LA PASIÓN ES LA ENERGÍA QUE DA ALAS A TUS SUEÑOS

La monotonía y la rutina a veces cortan “la salsa de la vida” y nos llevan, sin querer, a apagar la chispa que nos da alegría en el transcurrir de los días. En cambio, cuando hacemos actividades con pasión éstas se convierten en destellos que se encienden para que nuestra existencia tenga entusiasmo y sentido. Por ejemplo, ¿sabes que si pones pasión en todo lo que haces el tiempo pasa mucho más rápido?
La pasión es un sentimiento que se distingue por ser muy intenso y profundo. Puede invadir todo el cuerpo, paralizando nuestros pensamientos. Nos produce satisfacción y gozo hacia aquella actividad que estamos realizando. No entiende de tiempos, ni obligaciones, sino que surge sin forzar la actividad que estemos realizando. Es como si nos invadieran, al principio por sorpresa, sentimientos de felicidad y satisfacción indescriptibles.
Sea lo que sea, necesitamos una especie de estrella a la que vincular nuestro rumbo, porque la fuente de la pasión es la motivación y curiosidad”.
Robin Sharma–
Por ejemplo, imagina a ese chico, que cuando juega a fútbol, lo vive con tanta intensidad que se olvida de todo lo demás. O a esa mujer que cuando se pone sobre una pista de baile, le cambia la cara y empieza a disfrutar enormemente. Tener pasión por algo, quiere decir, abrazar a tu propio movimiento y su sentido, guardando el deseo íntimo de repetir aquello que te produce esa alegría y felicidad que nace de tu interior.

24.5.17

Estás aquí para arriesgar, para alcanzar ilusiones y descubrir la magia

ARREPIÉNTETE DE LO QUE NO HAGAS, NO DE LO QUE HAGAS


No se te ocurra arrepentirte de lo que has emprendido, de la valentía que has puesto en cada acción por conseguir tu meta o tu sueño. Arrepentirse de lo que uno ya ha hecho por la simpleza de que quizás no te haya ido como esperabas es absurdo y una pérdida de energía y de tiempo. ¿Y si hubiese ido bien? Entonces … ¿Te arrepentirías?

Si la respuesta es no, es que entonces no te arrepientes de haber dado el paso de tirarte a la piscina. Lo que de verdad te genera ese arrepentimiento es que no contabas con que a veces la expectativas han de verse frustradas. Es la vida, está bien, es así.
El fracaso nos ha de servir para aprender e incluso para intentarlo de nuevo con las enseñanzas ahora de la experiencia.

Quedarse en la zona de confort, soñando con lo que podría haber sido sí que es para arrepentirse. En ese caso, en el que ni siquiera lo intentamos, ya estamos dejando de alcanzar nuestros objetivos. Nos conformamos con una vida carente de emociones y solo por miedo a frustrarnos un poco.

23.5.17

No tienes que llegar a donde otro llegó, sólo superar tus propios límites

¿TODO EL QUE LA SIGUE LA CONSIGUE?



Perseguir nuestros sueños, aprender a levantarse cada vez que caemos, no dejar de luchar por lo que queremos y no rendirnos. Todo esto forma parte de nuestra cultura, nos da fuerzas y nos hace seguir nuestro camino. También es bueno que a veces nos digan que conocer los límites de cada uno nos va a dar paz y que a veces, cambiando las rutas podremos encontrar y llegar, aunque por un recorrido distinto, a la misma meta.

Quien la sigue la consigue”, seguro que hemos oído esto en diversas ocasiones a lo largo de nuestras vidas y a veces persistir mucho tiempo nos lleva a desgastarnos por dentro, pagando un precio demasiado alto por el rendimiento de nuestro esfuerzo. Con esto me refiero tanto a unas oposiciones, a un trabajo, a nuevos proyectos, a nuevas relaciones o nuevos destinos… da igual cuál sea la meta.

¿Cuándo parar? Cuando sintamos que ya no visualizamos el destino final y que solo trabajamos por mecanismos automáticos que vamos adquiriendo es hora de parar, de definir nuevas vías y volver a vislumbrar nuevamente mi objetivo. Si conseguimos no perder de vista lo que queremos, daremos sentido a nuestro esfuerzo y se convertirá en un reto, un reto que de vez en cuando necesitará una evaluación para comprobar si lo que estoy haciendo ahora me acerca a donde quiero estar en un futuro.

22.5.17

Has ganado porque asumiste que podías perder y que el riesgo valía la pena.

HAS GANADO

Has ganado. Lo sientes, lo notas, algo te dice que  acabas de dejar atrás una etapa complicada y te abres paso en tu camino.

Lo sabes porque por primera vez en siglos te notas con más energía  y eres consciente del espacio que ocupas en el mundo… Te ves desde fuera, sin depender de nada ni de nadie para seguir más que de ti mismo.

Porque tienes ganas de reírte sin saber por qué y no te importa si no llega el motivo… El motivo de todo eres tú y esa sensación que te acompaña ahora y va contigo a todas partes… Entereza, sosiego, paz… 
Porque ya no necesitas motivos añadidos para nada, ni excusas, ni recuerdos en los que refugiarte para saber quién eres.

Lo notas porque no ves caras, ves personas. Y ya no las juzgas como antes. Te puedes poner en su piel y comprender que a veces están tan perdidas como tú y también se equivocan cuando se desesperan y se sienten solas. A todos nos pasa, cuando nos alejamos de lo que somos en esencia y nos sentimos sin nuestro propio abrazo, acabamos siendo siervos de un yo pequeño y asustado que te lleva a situaciones terribles… Como si le dejaras las llaves de tu casa a un niño que se cree el emperador y planea una venganza contra el mundo…

Sabes que has ganado porque te has dado cuenta de que en realidad tu meta es vivir y estar presente en tu vida sin tener que aferrarte a ningún resultado.

19.5.17

Seguir añadiendo más vida a la vida que aún nos queda.

A VECES… NO HAY SEGUNDA OPORTUNIDAD
Hemos oído decir en numerosas ocasiones que todos nos merecemos una segunda oportunidad. Y puestos a decir o pedir una tercera, una cuarta… porque la vida no termina en el primer intento y porque a veces, ni siquiera en ese intento inicial hemos podido ver con claridad el camino que hemos escogido para transitar la vida.

Cada uno de nosotros ha pasado por su particular escuela de la existencia. Con errores que le han servido para aprender, con las ausencias que han herido su alma, con las posibilidades perdidas o las oportunidades desaprovechadas que nos crean remordimientos.

Todos hemos dejado algo por hacer de aquello que nos habíamos propuesto realizar. Algo que ha quedado inacabado, algo pendiente que en cualquier momento podemos retomar.

Pero el ser humano en esta faceta como en otras se viste con el traje de la comodidad y espera que algo o alguien le haga llegar esa segunda oportunidad, mientras que la vida nos dice claramente …”si quieres que algo suceda, eres tu quien debe hacer que suceda”.

18.5.17

Aceptar nos permite sabiamente continuar con nuestra vida de la mejor manera

NADA ES PARA TODA LA VIDA

Entender las dinámicas de la vida, con sus cambios, con sus finales de etapa, con sus cierres de ciclo, con eliminar de nuestra vida lo que ya no nos es útil, es una clave que nos permite alejarnos del dolor innecesario y lo más importante, que nos permite disfrutar con plenitud de todas las personas y cosas que forman parte de nuestra vida.

El no querer poseer nada, no tiene nada que ver con no amar, con no cuidar, con no responsabilizarnos o con no preferir, el no querer poseer nada, porque nada nos pertenece va unido al amor en libertad, con la consciencia de que nada es eterno y que cada una de las cosas debemos valorarlas y disfrutarlas en el momento presente, sin la angustia de que las cosas cambiarán y sin pensar que tenemos que idear estrategias para retener algo, solo viviendo y dando lo mejor de nosotros en cada momento, haciéndonos conscientes de la felicidad que cada experiencia nos aporta.

La vida misma, como la conocemos, es totalmente efímera, sabemos que es corta, pero ni siquiera sabemos como de corta será para cada uno de nosotros, si tomamos conciencia de ello, lo mejor que podemos hacer es disfrutar de cada minuto que tenemos, que vivimos, dar todas las sonrisas que podamos, dar todos los abrazos que queramos y decir todos los “te quiero” que tengamos y ver con detenimiento nuestras emociones y grabarlas conscientemente en nuestra memoria, apreciar, valorar y agradecer el hecho de vivir. 

17.5.17

Entre más se busca la felicidad, más probabilidades hay de no encontrarla

LAS 5 CAUSAS DE LA FELICIDAD SEGÚN CARL JUNG
Con suprema sencillez Carl Jung resume décadas de un profundo estudio de la psique humana. 

Aunque son arbitrarias y a veces absurdas nos reconforta leer listas que supuestamente emiten un dictamen definitivo sobre un tema. Poner un número y reducir del infinito de posibilidades a una serie finita que podemos leer en menos de cinco minutos nos sugiere - aunque ilusoriamente - que existen un orden y una realidad en un mundo en el que predomina el caos. De igual manera nos suele gustar que alguien nos diga cuáles son los secretos de la felicidad, como si hubiera un mapa para conseguir esa supuesta meta de la existencia, y pudiéramos vivir en una homeostasis sostenida. 

Dicho esto, ¿para qué entonces escribir sobre otra lista más que nos dice los secretos de la felicidad? Por dos razones. La primera, el respeto a una de las mentes más brillantes del siglo XX, Carl Jung, un hombre que buscó hacer del estudio del alma una ciencia, en el sentido original de la palabra de conocer a profundidad la psique humana, más allá del dogma. La otra es la paradójica desestimación que hizo Jung de su misma lista después de responder a la pregunta del periodista Gordon Young en 1960 "¿cuáles cree que sean los principales factores que contribuyen a la felicidad de la mente humana?". En la tradición de un maestro zen: "Todos los factores que generalmente se asume que pueden contribuir a la felicidad pueden, bajo ciertas circunstancias, producir lo contrario. No importa qué tan ideal sea tu situación, no necesariamente garantiza la felicidad". 

16.5.17

Todo el mundo, haga lo que haga, en el fondo tiene un intención positiva

CINCO FORMAS DE CAMBIAR TU PERCEPCIÓN Y TU VIDA

Multitud de autores, investigadores y profesionales nos han mostrado una verdad incómoda, aunque alivia al mismo tiempo: nosotros somos co-creadores de nuestras experiencias de vida. Es incómodo reconocer que nosotros, a través de nuestra percepción, es decir, el conjunto de creencias, pensamientos, emociones, programas, etcétera, podemos influir en nuestra vida de diversas formas, hasta enfermar el cuerpo, por ejemplo, se acabó eso de culpar al amigo que "me pegó" el resfriado, o que tengo mala suerte. La parte que alivia es la que nos muestra que, si soy capaz de provocarme unas adaptaciones biológicas llamadas enfermedad, soy capaz de crear otras que sean salud. Vamos a ver un ejemplo de percepción: 

Dos personas ganan 1500 euros al mes, con diferentes percepciones y por lo tanto vidas diferentes:

1. "He tenido que pagar 1000 euros del sueldo en gastos y solo me quedan 500 para todo el mes... pff tendré que ajustarme el cinturón a ver cómo lo hago"

2. "He podido pagarme todos mis gastos y encima todavía me quedan 500 euros para todo el mes... Qué bien!"

Este ejemplo no solo muestra dos estados emocionales completamente diferentes, sino una realidad  completamente diferente

15.5.17

No hay nada que demostrar, a nadie debes cuentas ni favores.

POR ANCHO CAMINO

Basta con una sola vez
para conocer el sabor de la derrota
y sentir en los labios la hiel
que la sonrisa borra.

Y si queda en el recuerdo
la amargura se diluye en el trazo
de las arenas del tiempo
donde la luz tiembla en el ocaso.